Convenio de colaboración entre la Gerencia de Urbanismo
del Excmo. Ayuntamiento de Córdoba y la Universidad de Córdoba para el desarrollo 
de la Investigación Arqueológica en la ciudad de Córdoba y en su término municipal.

 

El Convenio de colaboración GMU-UCO surge del firme propósito de conectar un centro de investigación universitario, el Área de Arqueología de la Universidad de Córdoba, con la realidad urbanística, económica, sociocultural y laboral de su entorno más inmediato, a fin de atender  fuera de las aulas, aunque sin perder nunca el contacto con el ámbito académico las necesidades actuales de una ciudad histórica como Córdoba, generando así un modelo de gestión de referencia nacional e internacional.

La intensa actividad investigadora desarrollada por el mismo, ha permitido avanzar, de manera muy notable, en el conocimiento científico de diversos aspectos relativos a la historia de la ciudad. Los últimos aspectos tratados atañen, fundamentalmente, a los espacios extraurbanos, completando las investigaciones iniciadas en la década de los 90 centradas en el ámbito intramuros y en el período romano, atendiendo cuestiones urbanísticas, decorativas, monumentales y de servicios.

La gestión arqueológica en Córdoba: Convenio GMU-UCO

La ciudad de Córdoba, pese al relevante papel ejercido como capital en momentos trascendentales de su historia y a la riqueza de testimonios arqueológicos que atesora en su suelo, no ha conocido hasta fechas muy recientes una situación favorable en lo que respecta a la investigación arqueológica y la difusión de tan rico patrimonio.

La ausencia de una Cátedra de Arqueología en su joven Universidad hasta mediados de la década de los ochenta es un buen indicio de ello. Por otro lado, la incapacidad de gestionar tan complejo y variado patrimonio con una completa ausencia de planificación y control por parte de las administraciones competentes, agravada por el creciente volumen de las intervenciones arqueológicas urbanas a partir de la delegación de competencias en materia cultural desde 1985, exigían la elaboración de un Proyecto integral de Investigación en Arqueología urbana. Dicho Proyecto surgió a principios de los años 90 para la planificación, protección e investigación del patrimonio arqueológico cordobés, enmarcado en un claro concepto de la ciudad histórica como yacimiento único, con una dilatada ocupación diacrónica.
Con tales antecedentes, se hacían necesarios nuevos trabajos en un doble frente: de un lado, la elaboración de una normativa de protección de ámbito municipal; de otro, la confección de un equipo de investigación destinado a poner en pie la muy diversa y dispersa información arqueológica generada a diario desde hace décadas en Córdoba.

En el año 1993 se creó la primera plaza de arqueólogo Municipal en la Gerencia Municipal de Urbanismo, procediéndose a la firma de un Convenio de colaboración entre este organismo y el Área de Arqueología de la Universidad de Córdoba. El siguiente paso de la relación entre ambas entidades fue la elaboración, en 1997, de la Carta Arqueológica de Riesgo del Municipio de Córdoba, destinada tanto a sistematizar la información arqueológica hasta entonces conocida, como a la redacción de las Normas de Protección del Patrimonio Arqueológico del Plan General de Ordenación Urbana 2001 y del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico. Éste es un documento administrativo básico para la puesta en marcha de actuaciones diversas encuadradas en la normativa local, dirigidas a la prevención, protección, conservación y puesta en valor del patrimonio arqueológico de Córdoba, al entenderse desde entonces la ciudad como yacimiento único, y vivo, por cuanto se encuentra en permanente transformación.

La materialización definitiva del Grupo de Investigación tuvo lugar en 2001, con la ampliación del Convenio de Colaboración ya existente entre la Gerencia Municipal de Urbanismo y la Universidad de Córdoba y la creación de un amplio equipo profesional y técnico integrado en un “Laboratorio de Arqueología Urbana” (financiado por el Ayuntamiento de Córdoba).

Este Convenio, avalado por la aplicación del planeamiento urbanístico (Plan General de Ordenación Urbana y Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico), tiene como una de sus líneas de actuación prioritarias el control, la supervisión y el desarrollo de actividades arqueológicas de campo (prospecciones y excavaciones) en aquellas parcelas del casco urbano de Córdoba y su término afectadas por obras de propiedad y/o iniciativa pública (municipal); sin olvidar la atención gratuita y de oficio a determinados colectivos o particulares, cuyos proyectos vengan marcados por un alto componente social. Cuenta para ello con un amplio equipo de arqueólogos y técnicos formados en su mayoría en el seno del Grupo de Investigación del Área de Arqueología de la Universidad de Córdoba, contratados o becados en formación a tal efecto; además de colaborar con la red de Escuelas Taller municipales, cuyos cuadros técnicos son nutridos igualmente por Investigadores formados en el marco de nuestro Grupo.

Desde el punto de vista del Área de Arqueología, el Proyecto posibilita un contacto directo, cotidiano, con los testimonios arqueológicos del solar cordobés lo que ha de contribuir en gran medida a su valoración, protección, conservación, difusión y puesta en valor, pero también con la problemática urbanística de la ciudad actual, que la Universidad en ningún caso puede ignorar; al tiempo que se facilita el acceso al mercado laboral de doctores y jóvenes licenciados con una sólida formación en Arqueología.

Por su parte, el Grupo permite a la Gerencia Municipal de Urbanismo afrontar con las suficientes garantías en cuanto a rigor y a calidad científica de la documentación, pero también en lo que se refiere a plazos de ejecución todas aquellas intervenciones arqueológicas que cada año ha de realizar en solares de su titularidad con motivo de nuevas proyectos de obra.

En la actualidad, la creciente demanda de arqueólogos y técnicos especializados en documentación gráfica y topografía de restos arqueológicos y la repercusión de los resultados emanados de dicho Convenio están abriendo las puertas a la colaboración con empresas privadas, tanto en el ámbito de la actividad profesional estrictamente arqueológica, como en el de la dimensión social y cultural de esta actividad, como son la elaboración de publicaciones de alta divulgación o la redacción de documentación histórica y arqueológica de calidad para incorporar a la importante oferta turística de Córdoba.

En consecuencia, el Convenio gira en torno a tres aspectos o pilares fundamentales:

Pilares fundamentales del Convenio GMU-UCO
Formación de investigadores y profesionales de la Arqueología perfectamente cualificados.
Inserción laboral de los mismos en el ámbito especialmente de la Arqueología urbana.
Difusión y divulgación del patrimonio arqueológico cordobés al conjunto de la sociedad, con el fin de contribuir a su protección, conservación, puesta en valor y adecuada rentabilización (cultural y económica); labor que conduce necesariamente a la colaboración con otras instituciones públicas o privadas de carácter cultural y/o empresarial.

A finales de 2011, el Ayuntamiento de Córdoba anuló de forma unilateral el convenio de colaboración suscrito con la Universidad de Córdoba (UCO).

 


 
 
 
 
 

 

- Grupo de investigación SÍSIFO -
Facultad Filosofía y Letras. Universidad de Córdoba
Plaza del Cardenal Salazar 3 -14003, Córdoba / Teléfono: 957 21 85 58 (lunes a viernes de 9 a 14 h.)